¿Cómo saber si mi hijo escucha bien?

Audiología infantil en Bilbao

Cuando un bebé llega al mundo, una de las cosas más importantes es la salud del mismo. En el caso de la audición, lo más común es que al nacer, se realice una prueba auditiva para comprobar si escucha correctamente. Sin embargo, aunque esa prueba resulte positiva, en algunas ocasiones a lo largo de su desarrollo es necesario realizar algunas pruebas extras si existen algunos signos o señales.

Los especialistas piden a los padres que evalúen el comportamiento de sus bebés los primeros meses de vida. Que pongan atención si el bebé parpadea, si despierta al haber ruidos alrededor o si la voz de su madre le calma al estar inquieto.

Señales tempranas de un problema auditivo

  • Recién nacidos: Los bebés normalmente tienden a sobresaltarse con ruidos fuertes o repentinos
  • A los 3 meses: Reconoce la voz de su madre y/o padre
  • Hacia los 6 meses: Los bebés son capaces de girar la cabeza para buscar las fuentes de sonido.
  • A los 12 meses: Suelen imitar algunos sonidos y formar palabras básicas como “mamá”, “papá”, “adiós”, etc.

Si los padres tienen la sospecha de que sus hijos no escuchan bien, es necesario contactar con un especialista en audición para determinar las causas de este problema, ya que podría existir una hipoacusia infantil que viene a ser una sordera en el bebé. Es preciso detectar cualquier problema de forma temprana, así se podrá ofrecer al paciente una solución con mejores resultados a futuro.

Audiología Infantil en Bilbao

Clínica Euskadi, cuenta con un equipo multidisciplinar especializado en audiología infantil.

Más información

Es importante agregar que algunos niños con problemas de audición no presentan señales hasta pasados los 2 años. Es por eso que los padres deben estar al pendiente ante cualquier síntoma que haga sospechar de una pérdida auditiva en el bebé. En ocasiones hay niños que tardan en hablar debido a que son sordos, sin embargo los padres no tienen el conocimiento. Si la hipoacusia no se trata a tiempo en un futuro será más complicado hacerlo.

Puntos Clave a tener en cuenta

  • Si el niño o niña ha nacido de forma prematura
  • El bebé estuvo ingresado en cuidados intensivos en neonatología
  • Tuvo complicaciones al nacer
  • Existen antecedentes familiares de hipoacusia congénita o sordera en la infancia

Según estadísticas basadas en estudios científicos, entre 1000 y 3000 recién nacidos nacen sordos.En la mayoría de los casos la sordera tiene un carácter hereditario. Algunos tipos de sordera están relacionados con malformaciones o problemas como el síndrome de Waanderburg o Usher.

Sin embargo, a su vez, existen estudios que sugieren que el 80% de las sorderas en niños llegan con el nacimiento y el 95% de los bebés sordos nacen en familias donde la enfermedad no era heredada.

Factores de riesgo de la sordera infantil

Como se indicaba con anterioridad, los antecedentes familiares pueden ser un factor de riesgo de la sordera en el bebé. Las infecciones en el embarazo como la rubéola, la sífilis, la toxoplasmosis e incluso el herpes.

Casi el 30% de la causa de la hipoacusia infantil suele aparecer a los 2 años de edad. Ya sea por padecer algún tipo de otitis o traumatismo craneoencefálico grave.

¿Cómo saber si mi hijo escucha bien? 1
Es necesario tratar a la brevedad cualquier problema auditivo en menores para recibir un tratamiento adecuado

¿Qué pasa si no se trata a tiempo la sordera en un niño o niña?

La pérdida auditiva en niños puede afectar de diferentes maneras, algunas son:

Aprendizaje: Lo más habitual es que el niño con problemas auditivos tenga un retraso en su vida académica. Puede existir un desinterés por actividades que incluyan música, memorización o recitar poemas. En este caso el personal educativo notará y reportará comportamientos poco comunes en niños. Los niños que no escuchan bien suelen aislarse del resto, ya que les cuesta aprender nuevos conceptos y atender las indicaciones en clase, esto deriva a cansancio, inatención y bajo rendimiento académico.

Lenguaje: Un niño que no habla puede tener un problema auditivo. Al no tener la capacidad de escuchar, el lenguaje se desarrolla de forma mucho más lenta. Suelen hablar con expresiones muy básicas que en muchas ocasiones no tienen sentido. Este problema de lenguaje a la larga le hará tener problemas a la hora de leer o escribir, ya que es un proceso al que se llega a través de forma hablada.

Relaciones sociales: Los niños sordos tienen problemas para concentrarse, por lo tanto no pueden mantener conversaciones largas. Tampoco suelen involucrarse en juegos, reuniones grupales, se distraen con facilidad. En muchas ocasiones puede creerse que son niños maleducados o desobedientes, aunque la realidad es que no existe un problema de conducta, hay un problema fisiológico que se tiene que tratar a la brevedad.

Revisión audiológica para niños

Existen dos métodos para determinar la salud auditiva infantil:

Otoemisiones acústicas (OEA):

En esta prueba se evalúa la capacidad del oído interno cuando recibe una estimulación. Es una prueba muy sencilla que se practica a todos los recién nacidos.

Potenciales Auditivos Evocados (PEA):

En los potenciales auditivos evocados, se mide la respuesta del cerebro del bebé mediante estimulaciones eléctricas. Es así como sabrán si el oído funciona en óptimas condiciones. Es la prueba más precisa de todas.

¿Cómo es el tratamiento de un niño que no escucha bien?

Es importante recalcar la importancia de un diagnóstico temprano para tener mejores resultados. Una vez que el bebé o niño es diagnosticado con hipoacusia infantil, se debe tratar de forma inmediata con un equipo multidisciplinar llevado por el pediatra, un otorrino, un logopeda y un psicólogo.

El tratamiento consiste principalmente en estimulación temprana, donde también llevará un acompañamiento logopédico y audioprotésico para determinar sus necesidades particulares.

Algunos niños requieren de implantes cocleares, que son dispositivos electrónicos que sirven para que las personas sordas puedan recibir los sonidos, de esta forma el pequeño puede realizar sus actividades como los otros. Este aparato se utiliza en causas de hipoacusia severa o profunda donde los audífonos no suelen tener buenos resultados. Algunos otros niños que presentan una pérdida auditiva de forma unilateral (PAU) es decir, que sólo tienen problemas para escuchar en estos casos,un audífono adaptado a sus necesidades puede ayudar a evitar más daños.

Es importante que los padres sepan que no están solos y que la mayoría de los problemas auditivos en niños tienen una solución si se detecta de forma temprana y se trata de forma adecuada. En Clínica Euskadi, contamos con un equipo multidisciplinar especializado en audiología infantil que realizan todas las pruebas necesarias a nivel médicas y audioprotésicas, detectando de forma temprana si hay perdida de audición y eligiendo la mejor adaptación protésica / audífonos, así cómo rehabilitación del habla, logopédica o lo que necesite cada caso particularmente.

Estamos para ayudarte

Si necesita recibir más información sobre audiología infantil en Bilbao, no dude en ponerse en contacto al 944-070950. Nos encontramos en C/ Santa Clara 12 en Santutxu, Bilbao. O bien rellene el formulario de abajo y pida su cita.

    3 comentarios en «¿Cómo saber si mi hijo escucha bien?»

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *